LOS MEJORES ESCANDINAVOS EN LA PREMIER LEAGUE

Comparte la esencia BRIT
Nos apasiona recordar aquellos que dejaron su huella en la mejor liga del planeta. A continuación, se enfrentan dos equipos con lo más selecto del norte de Europa. Admitimos que la misión no fue nada fácil (trazar un equilibrio entre números individuales y títulos a nivel de equipo), pero hicimos el esfuerzo y el resultado es asombroso. Recordamos varios y buenos talentos que pasaron por nuestra competición favorita.

  • EQUIPO 1

Peter Schmeichel: Portero campeón de Champions League y una garantía para una de las dinastías más increíbles en la historia de la Premier. Una leyenda. Intimidaba, ordenaba… tras su partida, el Manchester United sufrió mucho para poder hallar alguien a la altura del gran Peter. Pese a que jugó en el City durante su ocaso, en Old Trafford es un personaje de culto.

Olof Mellberg: Un sujeto a quien probablemente nunca viste sin barba. Férreo central. También jugó de lateral derecho en un tiempo donde se pusieron de moda que los corpulentos fueran a banda para asegurar más la última línea. Nunca ganó un título en Inglaterra, pero su excelente desempeño lo llevó una vez a ganar el premio al mejor futbolista sueco del año mientras jugaba en la Premier.

Ronny Johnsen: Voluntarioso defensor central que ganó todo con Manchester United. Muy infravalorado, de gran porte, anticipo y empuje. Tuvo el placer de vencer a Brasil en una Copa del Mundo jugando con su equipo nacional. Uno de esos talentos que jamás recordarás por un escándalo fuera del terreno de juego. Talento silencioso.

Sami Hyypiä: El “Yeti”. Un espigado zaguero que jugó varios años en Anfield haciendo, a veces, dupla con Jamie Carragher. Cuando ganaba por arriba lo hacía con gran despliegue. Probablemente el mejor defensa finés de la historia. De gran espíritu y calma, algo que pocos presumen estando en la última línea. No en vano su apodo.

Stig Inge Bjørnebye: Tal vez no tengas ni idea de cómo se pronuncia por completo su nombre, pero eso no importa. Combativo, de gran pegada y un pasador extraordinario. Su récord de asistencias fue quebrado, muchísimos años después, por Alexander-Arnold.

John Arne Riise: El “Bazooka” te podía arrancar la cabeza con un disparo de su pie izquierdo. Podrían pensar que es una exageración, pero los invito a ver el video cuando el noruego lesionó a Alan Smith en un Liverpool vs. Manchester United. Campeón de Champions, de exagerado recorrido y excelentes centros. Fue el heredero perfecto de su compatriota Bjørnebye, nada menos.

Ole Gunnar Solskjær: El “asesino con cara de niño” es muy recordado por darle a los Red Devils una Champions League en Barcelona. Sin embargo, es considerado también uno de los mejores suplentes de la historia de la Premier. Cuando entraba era para golear o asistir. De muy potente remate y efectivo juego aéreo pese a no ser su fuerte. ‘OLEgend’.

Anders Svensson: Uno de los mejores centrocampistas escandinavos en la historia de la Premier. De gran fuelle, gran marca y creación, además de una pegada excelsa para los tiros libres. Hablar de Svensson es sinónimo de mucha clase, de gran elegancia y carácter. Muchos años en Southampton lo acreditan.

Martin Ødegaard: Irse del Real Madrid fue uno de los aciertos más grandes de su carrera. Una zurda muy educada, gran control del balón y visión de juego. El Arsenal se mueve mejor con el noruego al centro. Su calidad es comprobada y raras veces un equipo lo logra controlar y anular. En síntesis, un sensacional pasador.

Henrik Larsson: Pese a jugar muy poco en Premier, con la camiseta del Manchester United, pudo demostrar con goles y asistencias ser un excelente revulsivo de arriba de los 30 años. La calidad y el liderazgo de Larsson fueron toda una apuesta ganadora de Sir Alex Ferguson. Así, el “Leopardo” logró ganar con mucho oficio y tranquilidad un trofeo de Premier League.

Erling Haaland: Superando, por años luz, lo hecho por su padre, Erling es para muchos el mejor jugador escandinavo de la historia, pero aún le queda recorrido para lograr objetivos importantes con su selección nacional. Temible en espacio aéreo y terrestre, gran remate de pie y cabeza. Un goleador completísimo.

  • Banca:

Thomas Sorensen: Gran portero danés, pero sin el “pedigrí” de los Schmeichel. No era tan bueno con los pies, pero arriba brindaba mucha seguridad. Varios años en la selección y muy querido por los fans del Aston Villa. ‘Seguridad’ era su segundo apellido.

Claus Lundekvam: Un gran lateral y central derecho, muy apreciado entre los hinchas del Southampton. Rápido y muy solvente. Excelente arriba. Mereció mucho más en su carrera, pero su fidelidad a los Saints le permitió ser ídolo del club y una de esas figuras de antaño muy respetadas.

Thomas Gravesen: Muchos lo recuerdan con humor y desdén en Real Madrid. Pero en el Everton hizo un gran trabajo porque sí jugó en su posición natural, como mediapunta. Hizo una excelente dupla en el medio con Lee Carsley. De lo que se perdieron los Toffees por no llevarlo más joven.

Teemu Tainio: Parte del gran Tottenham de Martin Jol. Fuese como titular o revulsivo, sus aportes con y sin balón eran fantásticos. No necesitaba correr todo el tiempo para brillar. Fue uno de esos extremos muy cerebrales, de esos que su velocidad mental rebasaba mucho a la de su físico sin que eso le restara calidad.

Nicklas Bendtner: Espigado delantero con días inolvidables en el Arsenal. No hizo una carrera larga con los Gunners, pero muchas veces sorprendió a propios y extraños. También controversial y muy ruidoso. Quien haya visto jugar al danés lo recordará con sentimientos encontrados, un poco de humor, ira y hasta alegría. Picante.

  • EQUIPO 2

Kasper Schmeichel: Hijo del gran Peter. Kasper no ganó más trofeos porque no estuvo desde el inicio en el equipo “adecuado”. De gran presencia, heredó casi todas las cualidades de su padre. Un líder y un elemento que cualquier equipo quisiera tener bajo palos. Un espectacular.

Andreas Christensen: Todo un campeón de UEFA Champions League, rápido, de buenos pases y gran ubicación. Muy apreciado en Chelsea, que increíblemente no se lo pensó dos veces en dejarlo ir. Debería tener más títulos en su palmarés.

Martin Laursen: Aprendió mucho de Paolo Maldini y Alessandro Nesta en el Milan, saberes que pronto puso en práctica con el Aston Villa más recordado del nuevo siglo. Fuerte, aguerrido, nunca mal intencionado, de gran lectura, ubicación, muy sencillo y buen compañero. Las lesiones literalmente lo retiraron en su edad madura.

Hermann Hreiðarsson: Es cierto, en su carrera acumula varios descensos en el fútbol profesional inglés y es hasta “leyenda” por dicha marca. Pero Hreiðarsson siempre se caracterizó por ser un férreo defensor, casi impasable por arriba por su importante estatura, y no por eso de lento accionar. También jugaba de lateral izquierdo.

Morten Gamst Pedersen: Un hombre capaz de disparar una bala a través del ojo de una aguja ¿no lo creen? vean un compilado de sus goles en Premier. Era un peligrosísimo francotirador. Pese a ser extremo se trataba de un gran marcador, de gran sacrificio en labores defensivas. Muy completo y como muchos por acá, minusvalorado.

Gylfi Sigurðsson: Un fuera de serie. Quizás el mejor creador de fútbol de Islandia en la historia. Un golpeo fascinante, dinámica, muy movedizo, con gran ubicación. Guió a Islandia su primer Mundial de fútbol y su primera Euro. Se dice muy fácil. Un futbolista de grandes cualidades ofensivas.

Christian Eriksen: Magnífico jugador. No se puede entender al más consistente y relevante Tottenham del nuevo siglo sin él. Gran toque, orden, capacidad de ver espacios donde no los hay y muy sacrificado en labores de marca. Un jugador muy completo quien recuerda con su técnica a otros muy similares, pero con nacionalidades más mediáticas.

Fredrik Ljungberg: Uno de los primeros extremos modernos. Muy sacrificado en la marca y muy punzante por su costado. Pocos tenían los ‘pulmones’ y la energía del sueco, era una migraña marcarlo. Su entrega era total y jamás negociable. De buen disparo, velocísimo, inquisitivo, asfixiante. Parte nada menos que del plantel de los “Invencibles”.

John Carew: Si crees que Haaland es el primer delantero arriba de los 1.90 metros con mucha velocidad y acierto, no viste jugar a la “Jirafa” Carew. Potente, hábil, rápido y buen definidor. Pese a sus 1.95m era capaz de dejarte en carrera en dos zancadas. Muy potente. Si bien llegó a la Premier en el ocaso de su vida como futbolista, demostró mucha calidad y adaptación dentro de la liga que más lo exigió.

Zlatan Ibrahimović: Otro con similares cualidades a Carew, un tanto más joven, y bastante más mediático. Goles acrobáticos, un jugador muy difícil de marcar. Si bien su periplo en Premier fue efímero no se duda de su calidad y recorrido. Jugó en la liga, y merece entrar a este compendio de los mejores escandinavos. Líder y gran baluarte en ofensiva. La locura que hubiera sido de llegar diez años antes a la Premier.

Eiður Guðjohnsen: Uno de los eslabones que conectan al Chelsea antes de Roman Abramovich. Rápido, hábil, de excelente postura en carrera y con gran sentido de posición en el área. Luego cambió de aires para ganar su primera UEFA Champions League. Habla muy bien español y se le recuerda con gran cariño en Stamford Bridge. El mayor goleador en la historia de Islandia a nivel de clubes.

  • Banca:

Jussi Jääskeläinen: Portero de grandes condiciones y varias atajadas difíciles de creer. Jugó muchos años en Premier y bien pudo estar como titular en lugar de Kasper Schmeichel de no ser por su palmarés. Si nunca lo viste jugar o crees que exageramos, busca el juego entre Manchester City y Bolton (0-1) de la campaña 2005/2006.

Henning Berg: Muchos lo recuerdan por la ‘jugadona’ que sufrió contra Fernando Redondo en Champions, pero hablar de Henning Berg es referirnos a un campeón de Premier y gran animador del torneo desde la zaga. No era fácil rebasarlo, por eso el “Nene” no se inventó esa maniobra para presumir, sino para tener éxito ganando el duelo al noruego.

Daniel Agger: Un extraordinario defensor que no está colocado como titular en este equipo por la barbaridad de lesiones que sufrió. De esos zagueros centrales que hoy no hay. Anotaba tiros libres y penales, rápido, de buen juego aéreo y muy disciplinado. Uno de esos enormes descubrimientos del vital scouting. Un sensacional.

Sebastian Larsson: Enorme cobrador de tiros libres. No se puede creer cómo no tuvo más chances en el Arsenal, pero Larsson disfrutó varios años de Premier en otros equipos que sí supieron valorar su talento como volante central mixto y también como extremo. Dos roles muy distintos que supo ejercer mientras jugó en Inglaterra.

Jesper Grønkjær: Quizás uno de los más intermitentes aquí citados, pero cuando andaba con altas revoluciones y las luces al máximo, era muy difícil de parar. Extremo de infinitos recursos para el regate y gran centrador. Muy dinámico. Querido por los fans del Chelsea.

  • BONUS: Un campeón de Europa que no supo “cuajar” en la Premier League, pero que en su momento enamoró a todo el viejo continente fue el gran Jari Litmanen. De discretos pasos por Liverpool y Fulham. No mostró todas sus credenciales en Premier, pero sí, el mejor futbolista finlandés de la historia jugó en el máximo circuito de Inglaterra.

✍️ Robbie Ruud

🗓️ (19/01/2024)

The following two tabs change content below.

Redacción Premier League

Nuestro rincón de la mejor liga del mundo. Iluminados por las luces de la Premier League. Los mejores, en un solo lugar.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario